lunes, diciembre 24, 2007

Una vez mas iba a terminar mi noche con vos, ibas a terminar la noche junto a mi. El destino tal vez te hacia correr a mis brazos, no a los de ella, pero eso ya no importaba, porque ya estabamos ahi, en tu habitacion, donde la luna llena y brillante reflejaba su luz en nuestros cuerpos. Lentamente nos sacamos la ropa, y nos besamos, como nunca antes, toda nuestra existencia, como nunca antes, i me siento diferente, en mi mente esta ella, y no yo, mi mente se va a otra parte, y cuando te miro, te observo, la piel iluminada por la luna blanca, es mas brillante y palida q de lo normal, y me besas y te beso, y deseo estar para siempre asi. Pero otra vez aparece ella, sin rostro, solo se que esta. Y la pasion crece y parecemos dos animales salvajes haciendonos el amor, pero yo no quiero mas, no lo quiero asi, pero adoro tu cuerpo, iluminado por la luna, unido al mio, e imagino que por un instante todo es como tiene que ser, sin complicaciones, pero abro los ojos y no pude cambiar nada, sigo siendo tu chica de fin de semana, porque es verdad, soy una nena para vos, pero estoy segura que ella no te da lo que yo. Nuestros cuerpos desnudos ahora descansan juntos, entrelazados, y me da la impresion de que te diste cuenta que no soy la misma de siempre, y vos tampoco, creo que por primera vez te das cuenta de la mujer que puedo llegar a ser, que mi apariencia de niña no es nada mas que eso, y me acaricias y abrazas, y nos quedamos ahi, juntos, quietos, vos sin saber que va a ser la ultima noche, me pedis que me quede, yo todavia sin haberlo meditado del todo te digo q no puedo, y nos amamos una vez mas, y por ultima vez... la luna iluminaba todo tu cuerpo.

1 comentario:

Rick James dijo...

hmmmmm...el poema del verano2008
jeje
saludos nena